Fibras vegetales aplicaciones y mantenimiento

Fibras vegetales aplicaciones y mantenimiento

FIBRAS VEGETALES DECORATIVAS USADAS PARA LA REPARACION DE SILLAS

Hay numerosas fibras vegetales presentes en el hogar. Aunque los métodos de limpieza y mantenimiento son muy semejantes, cada una de ellas posee características propias que determinan sus aplicaciones y usos.

  • Enea. Esta fibra vegetal se utiliza sobre todo para la realización  y reparación de sillas  en mobiliario rústico.

Asiento de una silla tejido con enea

  • Bambú. Los troncos de bambú  secos se usan para  la fabricación y reparacion de objetos decorativos o  como estructura de  otros muebles de  fibras vegetales como sillas.

fibras vegetales, descalzadora construida en bambú

  • Fibras vegetales trenzadas. El yute, el coco, las algas y otras fibras vegetales se pueden trenzar para fabricar moquetas, alfombras y esteras. En el caso de las alagas marinas o seagrass también se utiliza con frecuencia para tejer sillas.

Silla tejida con seagrass o alga marina

  • Mimbre. Por su gran elasticidad y capacidad para ser tejida, esta fibra vegetal se utiliza para fabricar cestas o muebles. Algunos tipos de mimbre se pueden trenzar en forma de rejilla, que se emplea sobre todo para fabricar o reparación de asientos de sillas o paneles decorativos.

  • Ratán o Rattan

se utilizan los ejemplares de tallo delgado y los de buen diámetro pelados en tiras para su trenzado en cestería  principalmente confeccionado de rejillas y mobiliarios, en forma similar al mimbre, y los tallos de mayor diámetro enteros, cilíndricos, son los seleccionados para la confección de bastones, palos sacudidores de alfombras, armas de artes marciales y palillos de instrumentos musicales de percusión, debido a su elasticidad que absorbe bien los choques y evita que se rompan tan fácilmente al estrellarse como las varas de madera.

Silla de rejilla de ratán

LIMPIEZA DEL MIMBRE Y BAMBÚ USADO PARA REPARACION DE SILLAS

  • Los muebles y accesorios de fibras vegetales que se utilizan para la reparación de sillas en exteriores deberán protegerse del sol directo y la lluvia, ya que la fibra mojada se pudre rápidamente. Conviene, pues, colocarlos bajo techado, y en invierno es aconsejable guardarlos en un lugar cerrado y seco o cubrirlos con un plástico.

  • Para la limpieza rutinaria bastará con pasar una esponja humedecida en agua con sal o bicarbonato. También se pueden utilizar productos limpiamuebles ya que contienen ceras que enriquecerán y protegerán las fibras naturales.

  • Para una limpieza periódica más profunda habrá que utilizar un cepillo humedecido en agua jabonosa, a la que se puede añadir amoniaco en el caso de que las piezas estén muy sucias.

  • La humedad produce en las fibras unas manchas oscuras que son síntoma de pudrición y hongos. Para eliminarlas, se deberá frotar las zonas afectadas con un cepillo de fibra vegetal empapado en lejía disuelta en agua al 30%.

  • El sol aclara y blanquea las fibras vegetales. Para volver a recuperar su tono dorado se pueden aplicar tintes naturales como la nogalina (si no están barnizadas) o barnices con color (en caso de que estén recubiertas de barniz).

VintageTime

Abrir chat